Seguros de Automóvil

La póliza de vehículo proviene de la necesidad de cubrir la responsabilidad civil del conductor frente a terceros, es decir trata de conservar su patrimonio personal respecto a reclamaciones de terceros.
No siempre caemos en la cuenta de la necesidad de esta póliza, y pensamos que hay que hacerla simplemente porque es obligatoria.
 

Imaginémos por un momento los daños que nos pueden reclamar por lo que podamos hacer con nuestro vehículo, bien por negligencia, por un despiste, o simplemente porque hay hielo en la calzada.
Dependiendo del tipo de vehículo , y de la necesidad o deseo de ampliar las coberturas, se puede , ya no solo cubrir esta responsabilidad civil ,sino además poder incluir :
 

Ampliar el limite de la responsabilidad civil,
Incluir defensa y reclamación de daños,
Tener asistencia en viaje,
Robo e incendio,
Rotura de lunas,
Indemnización por retirada del carnet de conducir,
Perdida total del vehículo,
Daños propios del vehículo con o sin franquicia.

Todo lo anterior se refiere fundamentalmente a turismos, pero como bien sabemos hoy en día se deben de asegurar cualquier vehículo que circule:
Motocicleta, ciclomotor, quads, furgonetas, camiones....